Alain Tasma Cine lésbico

Marion tiene 45 años y ha estado casada durante 22. Su matrimonio, si bien le ha traído cosas buenas, ha significado sobre todo hastío para ella, algo que no ha hecho más que alimentar su deseo de libertad, de encontrarse a sí misma.

Dispuesta a empezar una nueva vida, abandona a su marido y alquila un apartamento para ella sola. Su hermana le presenta a Claude, una mujer que es anticuaria y, sobre todo, independiente. Esta mujer bella, serena y decidida no necesita de ningún hombre –ni mujer– para vivir y Marion se siente atraída por ella. Al tiempo de conocerse, Marion averigua que Claude es lesbiana y, aunque no debería, esto lo cambia todo.

Marion tiene 45 años y ha estado casada durante 22. Su matrimonio, si bien le ha traído cosas buenas, ha significado sobre todo hastío para ella, algo que no ha hecho más que alimentar su deseo de libertad, de encontrarse a sí misma.

Dispuesta a empezar una nueva vida, abandona a su marido y alquila un apartamento para ella sola. Su hermana le presenta a Claude, una mujer que es anticuaria y, sobre todo, independiente. Esta mujer bella, serena y decidida no necesita de ningún hombre –ni mujer– para vivir y Marion se siente atraída por ella. Al tiempo de conocerse, Marion averigua que Claude es lesbiana y, aunque no debería, esto lo cambia todo.