2004 Cine lésbico

Annie es una mujer feliz, casada con un marido que la quiere y una hija. Cuando se une al equipo de béisbol de su empresa, entabla amistad con sus nuevos compañeros de equipo y en especial con Maggie, una simpática joven que es abiertamente gay.

Para sorpresa de Annie, su amistad con Maggie poco a poco se va convirtiendo en una fuerte atracción.

Annie es una mujer feliz, casada con un marido que la quiere y una hija. Cuando se une al equipo de béisbol de su empresa, entabla amistad con sus nuevos compañeros de equipo y en especial con Maggie, una simpática joven que es abiertamente lesbiana.

Para sorpresa de Annie, su amistad con Maggie poco a poco se va convirtiendo en una fuerte atracción.

Annie es una mujer feliz, casada con un marido que la quiere y una hija. Cuando se une al equipo de béisbol de su empresa, entabla amistad con sus nuevos compañeros de equipo y en especial con Maggie, una simpática joven que es abiertamente lesbiana.

Para sorpresa de Annie, su amistad con Maggie poco a poco se va convirtiendo en una fuerte atracción.

En un caluroso verano, en Yorkshire, dos adolescentes, Mona (Nathalie Press) y Tamsin (Emily Blunt), se conocen y se hacen amigas.

Mona es una chica dura, de clase baja, cuya mordaz coraza de cara al exterior esconde una inteligencia poco aprovechada y un intenso deseo de llenar el vacío de su vida. Tamsin está bien educada, es cínica y mimada y, al contrario que Mona, es incapaz de amar.

A pesar de pertenecer a diferentes clases sociales y ser muy distintas entre sí, sus vidas familiares disfuncionales se convierten en un terreno común que poco a poco profundiza una atracción vínculo y fascinación mutua.

En un caluroso verano, en Yorkshire, dos adolescentes, Mona (Nathalie Press) y Tamsin (Emily Blunt), se conocen y se hacen amigas.

Mona es una chica dura, de clase baja, cuya mordaz coraza de cara al exterior esconde una inteligencia poco aprovechada y un intenso deseo de llenar el vacío de su vida. Tamsin está bien educada, es cínica y mimada y, al contrario que Mona, es incapaz de amar.

A pesar de pertenecer a diferentes clases sociales y ser muy distintas entre sí, sus vidas familiares disfuncionales se convierten en un terreno común que poco a poco profundiza una atracción vínculo y fascinación mutua.

Para Wilhelmina “Wil” Pang, neoyorquina de 28 años, la vida es una representación de juegos malabares entre una prometedora carrera como cirujana y sus responsabilidades como hija obediente.
Al igual que la línea 7 del metro que la lleva a visitar a su familia china una vez por semana, Wil está permanentemente en tránsito entre dos mundos. Las expectativas de la sociedad de Flushing, Queens, de la que procede, y su propio deseo de alejarse de ella han logrado que Wil esté satisfecha con la vida paralela que ha optado llevar, a pesar de que ello conlleve un involuntario juego de charadas con su madre viuda y el viejo mundo que ésta representa.
El baile de máscaras es cómico incluso en su dolor, ya que Wil tolera las citas semanales que su madre le organiza para que se relacione con buenos partidos americanos de procedencia china en las reuniones sociales chinas de los viernes; sin embargo, cuando la máscara de Ma se resquebraja por primera vez, enseguida todo se convierte en una farsa. (FILMAFFINITY)
Críticas:
  • “Cándida, un tanto almibarada pero simpática historia de amores lésbicos y minorías raciales en EE UU. (…) se ve con gusto, tiene un guión suficientemente inteligente como para que el interés no decaiga.”
Para Wilhelmina “Wil” Pang, neoyorquina de 28 años, la vida es una representación de juegos malabares entre una prometedora carrera como cirujana y sus responsabilidades como hija obediente.
Al igual que la línea 7 del metro que la lleva a visitar a su familia china una vez por semana, Wil está permanentemente en tránsito entre dos mundos. Las expectativas de la sociedad de Flushing, Queens, de la que procede, y su propio deseo de alejarse de ella han logrado que Wil esté satisfecha con la vida paralela que ha optado llevar, a pesar de que ello conlleve un involuntario juego de charadas con su madre viuda y el viejo mundo que ésta representa.
El baile de máscaras es cómico incluso en su dolor, ya que Wil tolera las citas semanales que su madre le organiza para que se relacione con buenos partidos americanos de procedencia china en las reuniones sociales chinas de los viernes; sin embargo, cuando la máscara de Ma se resquebraja por primera vez, enseguida todo se convierte en una farsa. (FILMAFFINITY)
Críticas:
  • “Cándida, un tanto almibarada pero simpática historia de amores lésbicos y minorías raciales en EE UU. (…) se ve con gusto, tiene un guión suficientemente inteligente como para que el interés no decaiga.”